Skip to content

Hipocresía y Maltrato Animal.

noviembre 22, 2009

Decía el bondadoso Gandhi que la grandeza de una nación y su progreso moral pueden ser juzgados por la forma en que sus animales son tratados; Si tenemos en cuenta esta afirmación no cabe mas que decir que la sociedad y el estado español están podridos, o si no, ¿como puede definirse una sociedad que cría animales para jalear en espectáculo público su tortura, desangramiento y muerte?. Esta realidad que los que jalean intentan enmascarar bajo el pendón de la tradición y la riqueza económica, es equiparable al apaleamiento de crias de foca en el ártico, o la caza de ballenas en las nórdicas y danesas Islas Feroe, tradición y riqueza. Los poderes públicos forman parte de tan denigrante etiqueta que nuestra sociedad enarbola por todo el mundo, y que a muchos de nosotros avergüenza y entristece, pero los poderes públicos hace mucho que dejaron de representar las inquietudes que esta sociedad moderna que es la Española adopta como propias e identitarias; Es aquí cuando los medios de comunicación tienen que jugar su papel de control, de denuncia, de vigía del estado de derecho y de las libertades, pero no, los medios de comunicación en España juegan el papel mas sórdido e indigno de todos los roles que cada uno adopta en la “Vergüenza Nacional”; el de la Hipocresía, Aristóteles decía que No se puede ser y no ser algo al mismo tiempo y bajo el mismo aspecto, y es entonces cuando me viene a la memoria un Informativo de nuestra Televisión Pública que recuerdo con la incredulidad viva y fresca de aquel día, la presentadora abre el informativo anunciando que las imágenes que vamos a ver pueden herir nuestra sensibilidad, el gesto serio, preocupado e indignado, nos adelantan que la dureza de las imágenes que a contiuación veremos no son baladí, y es cierto, son imágenes duras, muy duras, en las que una persona de edad avanzada en una aldea de galicia golpea con un palo y una extremada dureza a un perro de raza Pastor Alemán que está atado sin poder huir, entre los ladridos de dolor del pobre animal se puede leer el sufrimiento de la situación, las imágenes son duras, impactantes y dolorosas a la vista. El informativo transcurre con las noticias propias de un día normal, sufrimiento e hipocresía humana, cuando la presentadora desde el estudio nos hace ver con su lenguaje corporal que la siguiente noticia es un gran éxito, y su sonrisa y primeras palabras nos confirman tal impresión, “a sus pies”, “por la puerta Grande”, “entre aplausos y vítores”, así culminó su faena José Tomás en la Plaza de Toros de Barcelona; las imágenes que suscribe son las del Torero a hombros con las manos y la cara manchadas de sangre, con la plaza llena, gritando y exultante porque ha torturado a un animal de manera más plástica que el Campesino gallego a su pastor alemán, apago el televisor y miro con la vista perdida la pantalla con el reflejo de mi cara sorprendido y entristecido, sin poder comprender cual es la diferencia entre ambos maltratos, comprendiendo eso si, que diferenciar entre esas acciones, es la misma actitud que llevo a los Nazis a considerar a los judios inferiores, y a los que piensan que no es lo mismo un inmigrante magrebí que un inmigrante extremeño.

2 comentarios leave one →
  1. noviembre 27, 2009 3:08 pm

    Así es que, señor Maestre, no se pueden lidiar toros en una plaza, ni vestir abrigos de piel de bovino, ni comer pollo o cerdo, pero sí se puede asesinar a los niños en el útero materno.

    No cabe más hipocresía ni mayor culpa. Usted, al igual que los que legislan, es tan culpable del crimen del aborto como ellos, por omisión de la defensa de los más débiles.

    Me gusta

  2. noviembre 27, 2009 3:49 pm

    Partímos de la base de que los que defendemos el derecho del aborto, no consideramos un asesinato tal actuación porque no entendemos el feto en sus estadios iniciales como un ser humano igual que supongo que no consideran ustedes una masturbación como tal, pudiendo hacerse ya que el semen es parte indispensable para la vida.

    Y que no es lo mismo matar un animal para alimentarse que torturar para divertirse.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: