Skip to content

La Depresión y la Navidad.

noviembre 22, 2009

Ya está aquí, este año es más inminente su llegada, es la paradoja del consumismo; como estamos en crisis hay que adelantar la parafernalia navideña para que gastemos ese dinero que no tenemos, para ello los poderes públicos, siempre tan comprensivos se preocupan eficientemente de poner su granito de arena y ayudar a los empresarios, como no, con su derroche lumínico anual.

¡Llega la Navidad! y llega todo aquello que algunos odiamos y otros quereis, llegan esas guirnaldas de espumillón que mi madre se empeña en poner por toda la casa, y esos sprays blancos de inefables figuras que no representan nada más que manchurrones y que tienen un parecido muy extraño con el Test de Roscharch que a todos nos han enseñado alguna vez para ver si tenemos algún trauma escondido. Llegan las falsas muestras de aprecio a veces, y despistadas otras muchas, llega ese turrón inmasticable que cada vez que lo muerdes te estas jugando tres mil euros en Endondoncias, el anuncio del “Vuelve a casa” que esta nochebuena protagonizaré al cruzar el umbral de mi casa, y esas fiestas de Nochevieja que merecen un artículo aparte en que todo el mundo se viste de persona respetable y bebe como una persona que no lo es. Y llegan las depresiones Navideñas.

Y lo entiendo, entiendo que quien no tenga con quien compartir una cena o haya perdido a un ser querido, se sienta desgraciado, entiendo que quien esté alejado de la persona que más quiere se sienta triste al ver lo que la sociedad espera de nosotros en estos días, es imposible sustraerse de la felicidad artificial que se respira esta navidad y la falsedad con que se sueltan frases de felicitaciones navideñas haciéndonos creer que es de forma sentida. Hace no mucho se criticó el excelso y supurante gasto que un dirigente deportivo realizó en algo tan superficial como una plantilla de fútbol en tiempos de crisis; se argumentaba que no era correcto ni ético realizar ese desembolso económico en tiempos tan difíciles como estos porque la gente sin recursos se podía sentir ofendida; como si esa gente no existiera en tiempos de bonanza.

Pues son los medios de comunicación, las agencias publicitarias, las empresas y el conjunto de la sociedad la que hace exhibición publica de la felicidad, hay que ser felices, toca ser felices, pero los que no lo son no pueden aparcar sus sentimientos estos días y retomarlos en enero, y ver esa felicidad ajena cada hora, cada segundo de esta época solo agrava sus sentimientos de profunda tristeza. No podemos hacer nada para que esta espiral de falsedad se haga con el dominio de todo en el próximo mes, pero todos conocemos alguien que no pasa un buen momento, todos conocemos una persona que vive sola y que estas navidades su soledad se hará mas profunda, todos vemos y sabemos leer en los ojos la tristeza de una mirada, hagamos un poco mejor la navidad de todo el mundo, sonríe en el metro, conversa con ese vecina anciana que vive sola y tómate un cafe con ella, llama sinceramente a ese amigo que está pasando un mal momento; ya que es el periodo de la felicidad de artificio, convirtámosla entre todos en felicidad que se pueda tocar, que se pueda ver, que se pueda sentir.

4 comentarios leave one →
  1. noviembre 28, 2009 8:36 am

    Muy buen artículo.Estoy totalmente deacuerdo contigo!
    Nada mas se puede añadir.
    Saludos!!

    Me gusta

  2. noviembre 28, 2009 9:41 am

    por cierto… recuperemos la inocencia para soportar estas fechas…
    http://griett.wordpress.com/2009/11/16/lainocencia/
    Gracias!!😉

    Me gusta

  3. diciembre 1, 2009 12:10 am

    Puede que tengas razón…. pero a pesar de todo yo soy una de los millones de personas que sienten la magia especial de estas fechas… ¿Significa eso que me creo la mentira? Puede ser, pero al ser humano le gusta tener fantasías donde agarrarse… ¿Para qué se crearon las religiones pues? Bajo mi punto de vista, el hombre no puede soportar la idea de que algún día será su último día y tiene que crear una fantasía para poder soportarlo… Yo misma quiero pensar que es verdad, incluso intentando justificar que todo tiene que tener un principio y si no hay alguien que cree el ‘principio’ ent0nces… ‘¿cómo se crea?’ (paranoias).

    A la conclusión que quiero llegar es que… si algo te hace feliz… ¿Para qué te vas a molestar en cuestionarlo?…. No vaya a ser que descubras la verdad y no encuentres otra cosa que te motive….. “ViVaMos EntRe VeLOs e InCeRtiDUmbRe” (es triste pero feliz)

    Me gusta

  4. diciembre 1, 2009 7:59 am

    Si para ti es importante y son fechas especiales deja de ser una mentira y se convierte en certeza.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: