Skip to content

El Cine Español.

noviembre 23, 2009

Se tiende a generalizar también en este asunto como en muchos otros y se habla del Cine Español atribuyéndolo unas características comúnes que no tiene si lo analizamos con un poco de calma, pero a esto contribuyen los mismos cineastas de nuestra o vuestra patria, que se empeñan en hablar de Cine Español como si este fuera solo uno; a nadie se le escapa que nada tiene que ver el cine de Alejandro Amenabar, el de Julio Medem, o el de Jaime Rosales; el Cine Español es un ente hetereogeneo que solo tiene a mi entender un elemento unificador, el poco respeto que se tiene por el espectador, el concepto que los cineastas y la industria tienen de nosotros. Borja Cobeaga dijo en una entrevista que el problema del Cine Español es que no miraba al espectador y sus intereses porque estaba preocupado en mirarse el ombligo, y esto lo comprendí cuando oí decir a un Director – Productor – Adaptador de “Grandes” escritoras que el Público español era un ignorante por no ver sus películas.

Yo en mi bisoñez profesional no comprendí como alguien que se dedica al mundo del cine trabajaba a espaldas de las personas que tienen que ver su cine, no es muy comprensible que el frutero se empeñe en traer a su tienda maracuyás si nosotros queremos naranjas, pero más tarde lo comprendí cuando me di cuenta que los maracuyás no me costaban un duro y encima me pagaban por tenerlos en mi tienda. Hay varios argumentos para sostener estas producciones a coste del contribuyente, uno de ellos es que se dice que el Cine es un legado cultural de nuestro país; y yo me pregunto, ¿Todo? ¿el simple hecho de hacer una película es cultura y un legado que debemos mantener? 

La respuesta es No, el Cine es como todas las expresiones artísticas un elemento complejo y subjetivo, lo que para mí es una buena película, para otro es aburrida y para otro una obra de arte, yo considero Caótica Ana de Julio Medem o La Luna en Botella de Grojo unas aberraciones que no merecen ni siquiera sacarse en DVD por si alguien se equivoca y lo compra, no merecen siquiera que alguien ocupe su banda ancha en descargárselas, deberían subvencionarme a mi por haberla visto, y la vi gratis. Sin Embargo Mar Adentro, Tesis, La Caja 507, La Vida de Nadie etc.. ¿se merecen ser subvencionadas? pues seguramente si, pero esa es mi apreciación, lo que está claro es que deben establecerse unos parámetros justos que discriminen quien se está aprovechando de las subvenciones para vivir a costa del contribuyente, algo muy sencillo consultando los datos de la página del ministerio de cultura, y quien de verdad necesita de esas subvenciones para ejercer su profesión en sus inicios, porque ni Amenabar, ni Almodovar, ni Alex de la Iglesia, ni Santiago Segura necesitan subvenciones, no necesitan parasitar al sistema para que sus producciones salgan adelante, porque entre otras cosas miran y tienen en cuenta al Espectador y mantienen un equilibrio entre el cine que quieren hacer y el cine que queremos ver.

Las subvenciones cinematográficas deberían estar destinadas a los jóvenes creadores que están empezando y que no encuentran una productora que apoye sus proyectos porque no hay sitio en los cines para ellos, deberían eliminar la sonrojante cuota de pantalla que obliga a los distribuidores a proyectar en sus cines un 25% de las salas de Cine Español que entre otras cosas provoca que películas como “Un lugar donde quedarse” de Sam Mendes no se pueda estrenar en una ciudad como Murcia, que me acoge temporalmente. Debería anularse por completo la subvención a la recaudación que otorga un dinero público a quien supera cierta taquilla y que provoca que cuando la productora no llega al cupo le compre la recaudación a algún cine. Sí, deberían eliminarse estas ayudas y que sea el trabajo y el buen hacer de las productoras y demás profesionales los que decidan quien se merece sobrevivir en el panorama cinematográfico, y si tenemos que dejar de conocer la existencia de Lunas en botellas o Anas que están como un cencerro, pues nos refugiaremos en bibliotecarias alejandrinas o Presos amotinados, que no está nada mal.

Para concluir, Los que amamos el cine no nos acercamos a una sala o a la estanteria de Cine de Autor de la Fnac pensando en la nacionalidad de la producción, no creo ser el único que tiene DVD´s de Zhang Yimou, Danis Tanovic, Akira Kurosawa, Fellini o David Fincher, simplemente queremos ver buen cine, o el cine que nos guste, si además es Español pues tendremos la suerte de verlo en Versión original que no es nada fácil.

5 comentarios leave one →
  1. Juan de Dios Martínez permalink
    noviembre 24, 2009 11:02 pm

    El asunto es muy sencillo, Toni. Para que a la gente le guste el cine español tienen que ofrecer buenas historias, no pajas mentales o recurrir a la enésima comedia de Tejero y Cia. La gente está harta de ver en los cines lo que ve todos los días en los telediarios, quiere diálogos ágiles, estética alternativa, actores que sean convicentes, sonidos bien grabados, nada de histrionismos y tópicos costumbristas. No hacen falta grandes alardes. Sólo talento. Ahí tienes la prueba de Amenábar, Almodovar (aunque no sea santo de mi devoción), Trueba o incluso Garci. El pelota vasco de Medem me resulta irritante.

    Me gusta

  2. Milio permalink
    noviembre 27, 2009 2:19 pm

    Señor comentarista Juan de Dios ¿Por qué nombra a Medem con ese apelativo? No hace lo mismo con los otros que nombra. Yo sí lanzo mi voz favorable por el cine de Medem, y tampoco creo que Caótica Ana sea tan aberración como comenta el autor del artículo. Tampoco estoy de acuerdo en ese tic que tenemos de estar constantemente diciendo que el cine español son esos tópicos que no voy a repetir. También a los autores de vídeocreación les tachan de pajotes mentales en este país, pero no en otros. Aquí siempre andamos a la gresca, a la defensiva y al posterior ataque. Cine español malo existe, cine español bueno existe.

    Me gusta

  3. noviembre 27, 2009 3:46 pm

    Por eso también hablo de subjetividad, y aviso de antemano que mi opinión sobre Caótica Ana es completamente subjetiva, tanto o más que la suya.
    Si algo denunció son los tópicos y exalto la heterogeneidad del cine, español, y de cualquier otro, pero sí denuncio, que la causa principal de la mayoría de esos tópicos nace de la misma Industria.
    Un saludo.

    Me gusta

  4. noviembre 27, 2009 11:36 pm

    Hola !
    Perdonas mi espanol, soy un italiano que quiere aprender el idioma en manera autodidacta… he visto tu link en un articolo de “El Pais”.
    Tambien en Italia hay muchas polemicas sobre las subvenciones al cine, porque en pasado demasiados peliculas alcanzaron dineros.

    Desgraciatamente en Italia llegan solo las operas de Almodovar, he visto “Los abrazos rotos” ayer. No sale tampoco “Agora” di Amenabar ! La proxima vez que vengo en Espana tengo que comprar el DVD…

    Me gusta

  5. noviembre 27, 2009 11:57 pm

    Ese que comentas Bruno es uno de los problemas endémicos del Cine Español, el localismo, exceptuando algunas películas tratan temas que no tienen mucha trascendencia internacional y cuando lo hacen las distribuidoras no optan por expandir la película fuera de nuestras fronteras.
    No tienes que pedir perdón por nada, para ser autodidacta no está nada mal tu español.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: