Skip to content

Una Generación Anestesiada.

agosto 26, 2010

La Tasa de paro  Juvenil triplica la media  mundial, los titulados  universitarios tienen que  trabajar en empleos por  debajo de  su cualificación, y el  acceso a la vivienda se  convierte en imposible  retrasando  la emancipación hasta  periodos cercanos a la senectud; pero la única preocupación de nuestra generación es observar desde la apatía el dilapidamiento de nuestro bienestar, durmiendo, o anestesiados con ocio digital y nocturno.

Las comodidades de nuestra sociedad y las que nos han otorgado nuestros padres han provocado en esta generación un sueño enormemente placentero del que no queremos despertar; y no queremos hacerlo porque es más cómodo seguir dormidos y esperar que todo se solucione, preferimos mantenernos en el calor de la placenta que salir a la fría calle a buscar que la situación mejore.  Porque no nos engañemos, estamos viviendo un punto de inflexión en el estado de bienestar, todo será más difícil, y los jóvenes de hoy en día nos lo merecemos; nos lo merecemos porque preferimos seguir en la anestesia del sueño a golpear con dureza a los políticos y la sociedad que está jugando con nuestro futuro, no somos nosotros los que hemos estropeado lo que nuestros padres han levantado, pero somos completamente responsables de no hacer nada para solucionarlo, estamos asistiendo impertérritos a la destrucción de la obra que otros han creado en el periodo más espléndido de España,  y no hacemos nada cuando los políticos, empresarios y banqueros dilapidan todo aquello que tanto sudor ha costado a los que más queremos.

Llegará el día en que miremos atrás y nos avergoncemos de ver cuál ha sido nuestra actitud ante el derrumbe de lo que tanto ha costado conseguir,  gente que luchó y sufrió por conseguir mayores derechos laborales, por lograr que los privilegios del obrero de antes se conviertan en derechos irrenunciables de ahora.  Hasta estos días; porque hoy los derechos que nuestros padres nos han regalado los estamos dejando escapar sin ni siquiera levantar la voz, dejando que nos roben lo que no es nuestro, lo que no nos pertenece, una herencia que nos dejaron y que debemos mantener para legar a nuestros hijos; cuando ellos, nuestros hijos, sufran las consecuencias de nuestra quietud, de nuestra apatía, quizás nos demos cuenta de lo aberrante de nuestra condición, de nuestra descasta, de nuestra vileza.

Somos una Generación Dormida; que apenas musita mientras el futuro que nos brindaron se desvanece, no hicimos nada para ganárnoslo y no hacemos nada para evitar que se pierda, tendremos lo que nos merecemos, pero los que nos han cuidado y criado pensaron solo en nosotros cuando lucharon por todo lo que tenemos, ellos tienen la conciencia tranquila. ¡Despierta!, Y no tendrás que agachar la cabeza cuando mires a tus hijos a los ojos.

8 comentarios leave one →
  1. agosto 26, 2010 2:24 pm

    Estoy de acuerdo contigo pero ¿Y las soluciones (prácticas)? Quejarse es fácil. =/

    Me gusta

    • Encarna, Asociación Rascasa permalink
      noviembre 24, 2010 1:32 pm

      ¿Seguro que “quejarse es fácil”?:
      Hay que abrir los ojos, tomar conciencia, tener esperanza de cambio, creer de verdad que en tu mano está la posibilidad, tener fuerza de gritar, coraje de pedir que nos unamos en el grito, capacidad de arriesgarte a que te señalen…y así un largo etcétera…

      Me gusta

  2. agosto 26, 2010 2:34 pm

    Solo expreso un hecho (o así al menos lo percibo), si tuviera las soluciones para cambiar esa apatía lo pondría en práctica ya mismo, la universidad y sus asociaciones siempre habían sido las que prendían fuego casi siempre a la juventud y el hecho de que a veces despiertan de su letargo son las movilizaciones por la guerra de Irak, pero lamentablemente las asociaciones de estudiantes se han aburgesado también, incluso las más activas como el Sindicato de Estudiantes están mas pendientes de las políticas del partido que los sustenta y de objetivos inalcanzables pero más romanticos que de solucionar sus verdaderos problemas, en su día desistí de la pertenencia a esta asociación en vista de que sus intereses no son más que hacer carrera, como el resto de asociaciones con un mínimo de tejido universitario, están adormecidos por las subvenciones que reciben y saben que hacer mucho ruido implica dejar de percibirlas, dejar sus locales cedidos por la universidad y perder todos esos privilegios que tanto les otorgan.

    Me gusta

  3. agosto 26, 2010 7:40 pm

    Ya, si tienes razón. Lo que quería decir con mi comentario anterior es que creo que todos los que pensamos, pensamos igual que tú. El problema es que todavía nadie parece tener la solución y a veces me pregunto si habrá alguien que la está buscando o si simplemente nos resulta más cómodo quejarnos (sí, me incluyo en esto).

    Me gusta

  4. Red House Painters permalink
    agosto 31, 2010 10:57 am

    El problema es precisamente ese: quejarse. Eso es lo que nos está haciendo tanto daño porque como dijo Sartre: “No hay nada más peligroso que la queja, porque la queja a menudo tiende a sustituir a la acción.”
    Gran post de todas formas. Te enviaré una solicitud de amistad, Antonio. Soy Ignatius Reilly.

    Me gusta

  5. septiembre 18, 2010 8:03 am

    Es cierto que somos una generación dormida, y parte de esa culpa la tiene la sobreprotección que nos han dado nuestros padres precisamente para que no pasásemos las penurias que ellos tuvieron. Es una paradoja, al querer protegernos del sufrimiento no nos han preparado para afrontarlo. No se si forma parte de la evolucion social moderna pero nos acostumbramos al “dame dame”. ¿Cuántas veces hemos visto en noticias gente en paro que va a ser embargada decir: que el gobierno me de un trabajo?. Yo soy uno de esos licenciados que trabajan en algo muy diferente a su formación, por menos de 1.000 euros, pero no me quejo, doy gracias por trabajar aunque me esté matando y tenga las rodillas y el hombro destrozado hasta tal punto que tengo que medicarme algun día, estaba peor en el paro.
    ¿Joder! lo siento por extenderme tanto, un saludo.

    Me gusta

  6. Encarna permalink
    noviembre 19, 2010 8:04 pm

    Antonio yo estoy de acuerdo contigo, pero por favor no nos dejes anestesiados imagina que eres nuestro líder y… despiértanos please!!

    Se supone que un obrero gana un sueldo y la empresa crece.
    Si los políticos “trabajan” para los españoles ¿por qué los españoles lo pierden todo, España va a la quiebra y ellos se enriquecen?

    ¿pero yo, ¿qué puedo hacer yo!!! ¿cómo me revelo? ¿votando dentro de dos años…?, ¿y antes nada…?

    Si lo estimas oportuno, será un placer conocer tu opinión al respecto.

    Felicidades por el blog

    Me gusta

Trackbacks

  1. Una Manifestación alegórica. « Mi Vertedero de Sensaciones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: