Skip to content

Rómpase en caso de melancolía.

marzo 31, 2011

Hoy me levanté más tarde de lo habitual. Quizás mi sueño conocía que no iba a ser un buen día y quería  ahorrarme el mayor tiempo posible de consciencia. Tardé en colocar los pies en el frío suelo buscando  con la mirada alguna figura reconocible en las piedras del viejo suelo de terrazo de mi habitación. Intentando ocupar mi mente en algo inútil e indoloro encontré una mancha que simulaba las fauces de la película de Tiburón, posé el dedo gordo sobre ella y no me mordió, pero la escarcha del alma llegó hasta allí.
Pongo los ojos sobre la pared dibujando con ellos un vetusto extintor negro, lleno de polvo y  telarañas. En él una casi ilegible inscripción: “Rómpase en caso de melancolía”. Suspiro, y me alivio.
Me levanto con el caminar de la mañana, me dirijo a el extintor y rompo el cristal, que suena a sentimientos desgajados, al cogerlo inspiro, cierro los ojos elevando la cabeza al cielo de pintura blanca y lo rocío contra  mi pecho, apretando hasta marcarme los dedos, vaciándolo.
Hoy ya puedo caminar.

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: