Skip to content

Los “Políticos”: esos seres sin principios.

abril 14, 2011

Hoy leo una noticia en El Pais a la que creo no se da la relevancia necesaria por definitoria de la clase política que tenemos. Hace unos días en Barcelona se celebró  una consulta sin ningún valor legislativo ni jurídico para pedir la independencia de Cataluña; Nada que objetar, soy de los que piensan que cada uno debe decidir su  futuro. El señor Artur Mas presidente de la Generalitat acudió a votar entre cámaras y sonrisas a escenificar su apoyo a la independencia de Cataluña en un acto vacío de contenido, meramente simbólico. Nada que objetar, como ciudadano libre actua como considera. Ni una semana después de la consulta lúdico festiva en Barcelona el partido Solidaritat, con representación parlamentaria en Cataluña, presenta en el espacio de representación política con capacidad de decisión y actuación, que es el Parlament, una propuesta para fijar los pasos a seguir para conseguir la Independencia de Cataluña. Hasta ahora todo correcto y respetable. Pero  a partir de aquí la cosa se complica y muestra la clase política que nos representa. En el momento de la votación el señor Artus Mas abandona el hemiciclo para no  votar y adopta un perfil subterraneo muy contrario al de sonrisas y saludos de la consulta popular. El resultado final es que CIU y ICV se abstiene, el PP y el PSC votan  en contra y a favor votan ERC y SI. Porque escenificar una posición para ganar votos y mentir a la ciudadanía para luego no tomar las decisiones necesarias en el  lugar en el que esas decisiones tienen el poder de llevarse a cabo es la verdadera cara de algunos políticos, es su doble moral, la demostración palpable de que carecen de  principios e ideologías, sólo nos muestran un teatrillo que cada vez más ciudadanos nos negamos a creer, ya no les compramos la entrada.

Sirva este ejemplo para demostrar la casta que nos gobierna, no importan las siglas, cuando gobiernan se convierten en ese cerdo llamado Napoleon de Rebelión en  la Granja, las buenas intenciones, los ideales, sólo son la carga que se deja caer si el globo del poder quiere ascender para llegar muy alto. Y no me vale el argumento de que no todos los políticos son iguales, porque si no lo son, levantarían la voz ante actitudes hipócritas e individualistas de sus compañeros. Es  tan sencillo como levantar la voz, quejarse y protestar. Votar en conciencia o salirse del partido. Tendrán poco futuro en la carrera política, pero serán diferentes y  mantendrán la dignidad intacta y el orgullo de no haberse traicionados a sí mismos y a las ideas que representan.

En política es tan culpable de una acción el que la hace como el que la apoya o la silencia. No es posible aprobar unas reformas laborales que suponen el mayor retroceso social en la democracia sólo por Zapatero, necesita los votos de todos los diputados de su partido, el apoyo mediático de todos los miembros de su organización y el sustento de la militancia. Ese apoyo lo tuvo, así que o no son de Izquierdas o han traicionado a su ideología. El caso del PP y la corrupción merece tratamiento aparte, porque la hipocresía con la que los primeras espadas del PP piden dimisiones con casos que no soportan comparación con el escándalo de la Valencia de Camps o el Castellón de Fabra son de tal desvergüenza que no existen calificativos suficientes para definir estos comportamientos.

Esa hipocresía, esa doble moral y ese comportamiento cínico sin principios, solo tiene un punto en común, un punto de encuentro entre esta casta de políticos. El mantenimiento de los privilegios que el cargo que nosotros, y solo nosotros le hemos otorgado, ostenta. Los políticos con capacidad de gobierno siempre se pondrán de acuerdo para no tocar su pensión cuando se recorta la nuestra, volar en primera clase y mantener su sueldo intacto cuando a los funcionarios se les recorta la nómina un 5%, o denegar la cancelación de la hipoteca con la entrega de la vivienda para no molestar a los que financian los partidos a costa de arruinar la vida de ciudadanos sin responsabilidad en esta crisis.

Ayer oí en un debate a Carlos Cue, periodista de El Pais, que los partidos políticos tienen problemas para encontrar gente de valía que incluir en las listas, eso me congratula con los ciudadanos españoles, significa que hay mucha más gente de la que creía con principios y escrúpulos.

Fuente: CIU facilita que el Parlament vete la independencia de Cataluña.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: