Skip to content

Comeremos Soylent Green.

junio 30, 2011

Una cinta transportadora lleva galletas verdes hechas a base de Plancton en la Película “Cuando el Destino nos Alcance” de Richard Fleischer, en un mundo apocalíptico en el 2022 con sobrepoblación no hay otra manera de alimentarse, para saber cual es el componente principal del Soylent Green vease la película.

Puede que ese futuro a 10 años vista no esté tan alejado de la realidad, cada día son más las crisis alimentarias que los medios de comunicación sacan a la luz, y el problema son las que no sacan a la luz. Hoy se ha conocido que Sanidad recomienda a niños y embarazadas no comer Atún ni Emperador por su alto contenido en Mercurio, además de recomendar que no se incluya en los purés de los bebés espinacas y acelgas por su alto contenido en Nitratos. Pueden Ocasionar Cianosis, Cancer Gástrico, malformaciones en los fetos y alterar el desarrollo neuronal. Pecata Minuta. Llama la atención que esto salga 8 años después de que un estudio de científicos españoles publicara en The New England Journal que el mercurio que tiene el pescado se acumula en el organismo aumentando la posibilidad de padecer un infarto y contrarestando los efectos beneficiosos del Omega 3.

Es solo un ejemplo más del maltrato sistemático al que sometemos a la naturaleza, y por ende a sus partes de las que nos alimentamos. En los últimos años las crisis alimentarias que han habido nos deja claro cual es el futuro que nos depara la alimentación, lo que no des debe dar la vida nos mata. Queremos filetes más grandes, sandía sin pepitas, melones redondos, pescados sin espinas, mangos con sabor a cereza, cinco cosechas en un mes, más alto, más gordo, con más sabor. En el afán por conseguir todas esas cosas que nos hagan la vida más sencilla manipulamos la naturaleza a nuestro antojo, la llevamos a sus límites, la inyectamos con productos químicos, la tratamos genéticamente. Lo que sea por conseguir más beneficios al menor coste posible, y el mayor coste que asumimos es el de nuestra propia vida.

En los últimos años estos han sido los costes:

-Crisis de las Vacas Locas provocada por el uso de pienso contaminado, provocó la muerte de 171 personas en todo el mundo.

-Aparición de Dioxinas en granjas de Pollos de Holanda, Belgica y Alemania, en 1999, 2003 y 2006.

-Aparición de Benzopireno en el Aceite de Orujo de Oliva en España en 2001.

-Aparición de la Gripe Aviar en 1997 en Hong Kong con un resultado de 250 Muertos.

-La revista Science publica la aparición de patógenos cancerígenos en salmones de Piscifactoría escocesa.

-E.Coli en Espinacas y Lechugas en 2006 en EEUU, nuevo caso en 2011 en Alemania.

Son solo unos ejemplos de las crisis alimentarias que nos ha asolado en los últimos años y que provoca que poner cada día la mesa se convierta en un deporte de riesgo. Estos riesgos serían asumibles si el fin último de toda esta manipulación fuera acabar con las otras crisis alimentarias que provocan las hambrunas, pero no es así; El único fin de estas prácticas que provocan estos riesgos es el aumento de los beneficios. En Etiopía la población desnutrida es del 45% y el precio del maiz ha subido un 36% desde 2007. Corea del Norte, Población desnutrida del 35% y el precio del arroz ha subido un 186% desde 2007. Yemen población desnutrida del 36% y el precio del trigo ha subido un 100% desde 2008. Es obvio que estas manipulaciones para conseguir un pollo en 48 días no son para alimentar a los pobres, sino para sacar más dinero a la población occidental.

Otro drama de la crisis alimentaria global es la sobreexplotación de los Océanos. Los Peces han sido considerados siempre una fuente de alimentos sin fin, jamás los océanos podrían dejar de proporcionarnos alimento a los seres humanos, pero la realidad de nuevo nos ha golpeado, En Terranova al norte de Canada la pesca del Bacalao era la principal fuente de riqueza de los pueblos de esa región, se decía que había tanto Bacalao que se podía caminar por las aguas sobre sus lomos, pero en 1992 lo increible ocurrió, la sobrepesca a la que se vieron sometidas esas aguas provocó que se instaurara una moratoria que prohibió  la pesca del Bacalao en Terranova, a día de hoy la población del Bacalao no se ha recuperado, son una especie en peligro de extinción en Canada. Desde 1988 las cifras de Pesca han descendido dramáticamente lo que provocará el colapso de las poblaciones de peces de las que nos alimentamos, de la que dependen aproximadamente el 80% de la población mundial. Un ejemplo de la sobrepesca es el Atún Rojo, la pesca tradicional y sostenible, la realizada por las almadrabas en el Mediterraneo desaparece en pos de la pesca industrial que esta esquilmando la población de Atún Rojo con la connivencia de la Unión Europea que desoyendo las recomendaciones de los científicos facilitan su extinción, los científicos recomiendan 15.ooo Tn al año para que no haya colapso de la especie, y 10.000 Tn para que se recupere, la UE autorizó la pesca de 29.500 Tn al año.

Grafíco de Capturas del Atún Rojo.

Mientras la gente se muere de hambre, nosotros esquilmamos los mares para que los restaurantes más exclusivos del mundo puedan servir en sus cartas especies como el Atún Rojo, una especie con la que incluso se está especulando ya que grandes corporaciones japonesas como la Mitsubishi están congelando todo el Atún Rojo posible para que cuando la especie desaparezca ellos marcar el precio y sacarlo al mercado.

Existen muchos otros casos de sobrepesca y políticas alimentarias surgidos del capitalismo radical, tantos, que son inabarcables para mi persona, la Compra de Cuota de Pesca en Senegal por parte de España, uno de los principales causantes de la emigración masiva en Cayucos a nuestro país, cayucos que antes se usaban para la pesca pero que no pueden competir con los palangreros españoles. Las piscifactorias en las que se alimenta al Salmón con Harinas de Pescado, de  100 millones de peces que se capturen cada año, el 40% está destinado a alimentar otros peces y no personas, Anchoas para alimentar Salmones, es decir la acuicultura provoca escasez en los mares, robado pescado a los más necesitadas para que comamos salmón en navidad.

Sigamos sin prestar atención a lo que comemos más allá de sus calorías que quizás dentro de poco tengamos que decir aquello de “I am Soylent Green”.

Todos somos Soylent Green.

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: