Skip to content

Hipocresía Social Corporativa.

noviembre 4, 2011

Campofrio, Puleva, President, Nestlé, Bayer, Panrico, Milton y Banco Sabadell un ejemplo de responsabilidad social corporativa, el tan cacareado RSC, el cúlmen de la ética empresarial. Todas estas marcas han retirado del inefable programa La Noria la publicidad con motivo de la entrevista que el programa de Jordi González hizo a la madre de ‘El Cuco’, previo pago de 10.000 euros, condenado por su implicación en el crimen de Marta del Castillo.

Emocionante. Ahora empecemos con los matices, Las marcas son conscientes en todo momento de donde van a ir sus spots a pesar de que sean agencias de medios externas las que gestionan los programas, si eres una marca de alimentación tienes un Target entre 40 y 60 años y mujer y contratas Prime Time, Pues vas a La Noria, ellos lo saben, a pesar de que no sepan cuales son los contenidos específicos que cada sábado el programa tendrá.

Igual que todos sabíamos que se iba a entrevistar a la madre de un criminal por 10.000 euros, lo sabían las marcas. ¿Porque entonces lo han quitado ahora? Por la presión social que canalizó Pablo Herreros a través de Actuable  y porque consideraban que quitar la publicidad de La Noria les reportaba un beneficio, un plus de marca. Reputación Corporativa se llama.

Las marcas que han retirado su publicidad de La Noria, se anunciarán esta noche en Sálvame Deluxe, o cualquier otro programa de Telecinco que sobrepase los límites tolerables mientras no existan campañas en su contra, sin ningún remordimiento, sin considerar la ética, sólo mirando los GRPS. Al menos las que permanecen son coherentes, no les importan los contenidos donde van sus anuncios, sólo el perfil del público y como tal seguirán.

Las marcas han sido instrumentalizadas para atacar un programa que hace mucho tiempo que perdío los escrúpulos, y no me parece mal, es un arma para conseguir un bien superior. Perjudicar a un programa en su linea de flotación, de la única manera que le afecta, tocándole el bolsillo. Las críticas por muy feroces que sean retroalimentan su audiencia, la hacen más fuerte y sólo de esta manera quizás se planteen no sobrepasar lineas rojas.

Hasta Jordi González se ha callado, el que tanto habla de la libertad de expresión y que no soporta la crítica de este humilde bloguero al que ha bloqueado por explicar cosas como las que en este blog se plasman, se ha tenido que morder la lengua. Su Twitter Off no es una decisión personal y responsable. Sus jefes han prohibido hablar de este asunto para no alimentar la polémica, con lo que a ellos le gusta, pero es que la pela es la pela.

No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: