Skip to content

Despreciar al lumpen, a tu vecino

febrero 3, 2014

Yo he sido lumpen según la doctrina marxista. En mi adolescencia mi activismo político se ciñó a ser miembro del consejo escolar de mi instituto y a ir a una reunión del Sindicato de Estudiantes de la que salí espantado y aburrido. Me preocupaba solo mi carrera incipiente de futbolista, truncada por una lesión, y hacer caso a mis hormonas adolescentes los fines de semana tonteando con las chicas agarrando un mini de cerveza. Mi aspiración vital era el fin de semana siguiente, reunirme con mis amigos en un banco del parque y perder el tiempo. Leía mucho desde niño, pero era algo que no compartía con mis amigos para no ser un paria. Después, poco a poco, pasé de sentirme partícipe de mi grupo de amigos y de mi barrio a sentir esa conciencia de clase que nunca había conocido. En mi caso fue de forma autodidacta. Pero que fuese consciente de la clase a la que pertenecía no me hace mejor persona ni una clase superior a la de mis amigos del barrio que con 30 años y con hijos siguen sin ningún tipo de conciencia política. El entorno en el que nos criamos no era militante, vivíamos en un suburbio de Madrid en el que la gente venía a dormir desde su trabajo, no mamamos lucha obrera, no vivimos el esfuerzo ni la vida dura del trabajador más que en la cara de cansancio de nuestros padres después de 14 horas de trabajar. Trabajábamos para pagarnos unas Air Jordan, un plumas Pedro Gómez o el carné de conducir. Nuestra conciencia política se tuvo que labrar en un entorno posmoderno, si conseguías forjarte esa conciencia era a base de luchar contra los elementos, ser inquieto, leer y formarte y salir de tu entorno. Sentir conciencia de tu clase mientras se empeñan en desclasarte desde todos los ámbitos no es algo fácil.

Captura de pantalla 2014-02-03 a las 12.51.03

Quizás por mi escasa militancia política en mi adolescencia he convivido siempre con gente sin conciencia de clase, gente que se ha visto imbuida por el espíritu individualista que desde el poder y la televisión se han empeñado en divulgar. Quizás también por eso he aprendido que no son peores que cualquiera que sí tenga esa conciencia de clase. No son una clase más baja, son mi misma clase que ha sido víctima de una sociedad regida por el capital que intenta desclasar para conseguir con mayor eficiencia sus objetivos. Despreciar a mi igual solo porque tenga unos conocimientos teóricos o políticos menos no es la mejor manera de ejercer la solidaridad obrera. Si considero que están equivocados intentaré acercarme a ellos como lo hago con mis seres queridos, con paciencia, mi escasa pedagogía e intentando comprenderlos. No puedo considerar gentuza de clase más baja a los míos, a mi vecino, a mi familia.

No sé cuál es la manera más efectiva de acercarse a los lumpen, palabra que por otro lado esconde unas connotaciones que habría que desterrar, pero sí sé que despreciarlos e insultarlos no es la mejor manera. No hay que combatirlos como si fueran nuestros enemigos, no lo son, aunque coyunturalmente con su inacción y su voto den el poder a los que sí lo son. Es a ellos, a los que se aprovechan de su poder mediático para inculcar el virus del desclasamiento a los que hay que combatir. Los que en algún momento de nuestra vida no hemos sabido luchar contra ese desclasamiento y hemos sido o somos lumpen somos las víctimas de un sistema que se aprovecha fagocitándonos desde los barrios obreros. El lumpen es tu vecino, el lumpen soy yo. Si crees que estoy equivocado y con mi apatía me hago daño intenta convencerme de mi error. Pero no me desprecies, no me insultes, no soy una clase más baja, soy como tú, y puede que esté equivocado. Ayudémonos.

23 comentarios leave one →
  1. Ángel permalink
    febrero 3, 2014 12:43 pm

    En mi barrio éramos igual, un grupo despreocupado en el que el que leía y adquiría conciencia era el raro. No lo comentabas, pero aprendías por tu cuenta. Y qué duro (y necesario) es hacer pedagogía. La conciencia y la movilización social empezaban y empieza ahí.

    Me gusta

  2. fritz82 permalink
    febrero 3, 2014 12:49 pm

    Reblogueó esto en El desactivador de minas.

    Me gusta

  3. exlumpen leganes permalink
    febrero 3, 2014 1:29 pm

    Comparto mi experiencia con la que has contado, pero me resulta muy dificil acercarme a mis amigos del barrio y convencerles y que se den cuenta x ellos mismos del desclasamiento que sufren. Aunque algunos de ellos tengan una actitud critica, sólo entiendenbel individualismo

    Me gusta

  4. LUCIA permalink
    febrero 3, 2014 1:44 pm

    Tuve suerte, siempre tuve a una madre que me decía que eramos obreros…casí pobres…que me habalaba con admiración de Pablo Iglesias (el fundador del PSOE y de la UGT) tambien de Pasionaria, aunque de ella en general hablaba bien, siempre le quedaba el poso de decir que cuando vinieros maldadas ella se fue a Rusia a vivir confortablemente, el puebo se quedó y lo pago con sangre…Me enseñaba estrofas de la Internacional…las que recordaba, pues se hacia un lio con las dos versiones (socialista y comunista) otras canciones populares de milicianos y enfermeras que se prometían amor y vida en común al acabar la guerra….De mi abuela Lucia que salía a gritar a los esquiroles cuando los hombreros (su marido entre ellos) hacían huelga…de su dolor, de su trágica vida…de “que ojalá no lo tengais que pasar nunca”. De organizarse en partidos y sindicatos, cuando estos estaban prohibidos y sobre todo de la UNIDAD DE LA IZQUIERDA. Siempre me decía: “sin unión no somos nada”.
    La verdad lo tuve fácil, siempre supe cual era mi sitio; trabajé, fuí madre, unas veces me fué mejor otras peor, pero siempre tuve fácil saber cual era mi clase y donde estaba mi sitio en la sociedad.
    ¡Gracias mamá!.

    Me gusta

  5. Sócrates permalink
    febrero 3, 2014 2:30 pm

    Virgensanta… Pero, Antoniomaestre, zagal, ¿tú sabes lo que es un lumpen? Qué vergüenza de artículo.

    Me gusta

    • febrero 3, 2014 3:02 pm

      Según la RAE “La capa social más baja y sin conciencia de clase”, pero entiendo que para ti solo exista una única y verdadera acepción a la que todos debemos plegarnos.

      Me gusta

  6. ángeles permalink
    febrero 3, 2014 2:43 pm

    No entiendo esa inquina contra Pablo Iglesias…ese esfuerzo desmesurado en buscar mierda donde no la hay. Yo también me críe en el extraradio y mi adolescencia fué como el de la mayoria de jovenes de clase más baja que la de los activistas de los CSO de los barrios del centro de Madrid, es decir sin ningún tipo de conciencia de clase. Y creo que ese debería ser el centro del debate y fue por lo que comprendí perfectamente el comentario de Pablo Iglesias cuando ví la presentación completa en su momento. Yo que también fui lumpén en ese pueblo del extraradio, en vez de sentirme aludida por sus palabras, ví en ellas más bien una crítica provocativa a ese publico, joven, problablemente universitario, seguramente activista en un CSO y asiduo a la FNAC, en la que se incluyó, a la hora de llenarse la boca con palabras como revolución, levantamiento, etc.., porque es muy cómodo hablar de conciencia de clase olvidándose de los que son realmente las clases más bajas y hablar de revolución pero después levantar las manitas y la Acampada 15M alegando que estaba llenandose de yonkis y de “excluidos” (eso también lo he vivido yo en primera persona en una Asamblea de Coordinación de la Acampada 15M cuando trataba de forzarse el levantamiento de la acampada ante la negativa de algunos Grupos de Trabajo como el de Politica a Largo Plazo a ceder ante las presiones de la policia)

    En fin que más vale que nos dejásemos de hipocresias y cinismos varios y empezásemos a hacer más autocritica y reflexionemos sobre porqué la mayoria de los activistas de los centros sociales de clase media/media-alta no consiguen llegar a esos chavales de clase mucho más baja de sus barrios.

    Es muy facil criticarlo todo y a Pablo Iglesias le llueven palos por acudir a la televisión pero amigos, aceptemoslo de una vez, por muy poco elevado que nos parezca el medio es desde ahí desde dónde se llega a muchos lumpenes y muchas lumcoños que nuestro activismo radical, autogestionado y revolucionario no llega ni de lejos.

    Dejémonos de mirarnos el ombligo de revoluciones inexistentes y de “hacer historia” para nosotros mismos y tengamos claro quién es el enemigo.

    Me gusta

    • febrero 3, 2014 3:06 pm

      Lo que llamas inquina yo lo llamo estar en desacuerdo y mostrar mi opinión. Si lo que quieres es sumisión absoluta me parece bien, no es mi estilo.

      Me gusta

      • ángeles permalink
        febrero 3, 2014 3:16 pm

        sumision absoluta??? donde lees eso? no es mi estilo tampoco, pero hay lecturas muy interesadas y no entiendo dónde le veís el interés…

        Me gusta

        • Héctor permalink
          febrero 3, 2014 5:09 pm

          Además de lo que te ha dicho Maestre (que interpretar una opinión diferente como inquina es absurdo), también cabría decirte que cuando pides autocrítica se la apliques a Pablo Iglesias, que también puede equivocarse en algo de vez en cuando y no pasa nada por admitirlo.

          Me gusta

    • ironiadeldispositivo permalink
      febrero 5, 2014 8:09 am

      He entrado en los comentarios esperando encontrar una respuesta de este tipo. Menos mal que alguien lo ha dicho: esto no es un desacuerdo sincero, es un intento más de demostrar quién es más de izquierdas, además con un texto sensiblero. Hay mucho que criticar a Pablo y los suyos, pero su frase, si bien inoportuna, no es el arrebato de clasismo que a muchos os gusta ver, algunos para desacreditarlo y otros para erigiros como militantes de la verdadera izquierda, sino, como ya se ha dicho, una crítica a la incapacidad de la misma para enfrentarse a la vida real.

      Me gusta

  7. Nacho Pepe permalink
    febrero 3, 2014 3:52 pm

    Efectivamente “la capa social más baja”. Es decir queno son (somos) los chavales de barrio obrero, son gente en mucho peor situación, de gueto y normalmente de familias con problemas de drogas, alcoholismo, criminalidad… Así pues por pedante que me parezca la terminología, Pablo definía correctamente.
    Y si les llamaba “gentuza” es porque estaban robando con un butrón, leñe. Si me decís que frente a unos costras que os intentan robar os ponéis a deliberar sobre lo mucho que sufren esas víctimas del sistema, me cisco en vuestro posmodernismo.
    Los proletarios también solos clasistas, hacia arriba y hacia abajo. Los buenismos están muy bien con la pipa en el ateneo, pero en le calle chirrían.

    Me gusta

    • febrero 3, 2014 7:20 pm

      Ya que hablas de criminalidad te contesto con un grafiti del talego. “En este sitio donde reina la tristeza no se castiga el delito se castiga la pobreza”

      Me gusta

      • nachopepe permalink
        febrero 4, 2014 8:00 am

        Si en eso estamos todos de acuerdo, y que Iglesias ha sido un bocazas también (creo).
        Pero ya digo que no se trata de “Despreciar a mi igual solo porque tenga unos conocimientos teóricos o políticos menos”, sino de tener un conflicto con gente que, efectivamente, son de una “clase inferior”, o capa más baja, o tienen una vida más dura, ó como queramos llamarlo.

        Y nos guste o no eso lo hemos vivido también los chavales de suburbio obrero, que nos “pegábamos” (yo admito que poco o nada) con “los gitanos”, o canis, o lo que toque llamarlos en cada momento. Y ojo que en ocasiones esa gente puede vivir con recursos materiales superiores a los nuestros, aunque por supuesto sufren otras carencias (pienso en la gente criada en guetos de drogas, con familias con dinero del tráfico, pero obviamente un ambiente de criminalidad muy chungo).
        En fin que sin ser ni mucho menos fan del personaje, creo que el linchamiento por esta causa es un poco “quién esté libre de pecado…”

        Me gusta

  8. @David_mg7 permalink
    febrero 4, 2014 10:31 am

    No tienes porque estar de acuerdo, es lícito, es sano. Pero la pregunta es, ¿de verdad crees, visto el video, que es un desprecio a ese lumpenproletariado y no una burla a quienes desde una militancia teórica no saben en muchas ocasiones como enfrentarse a situaciones reales de la vida real?

    Me gusta

    • Ence permalink
      febrero 4, 2014 3:48 pm

      Yo estoy de acuerdo en que justo por ahí pueden ir los tiros; por eso son tan sorprendentes y descolocan tanto las “disculpas” de Iglesias. Parece un escrito completamente dirigido solo a personas de un reducidísimo círculo de empollones “clase media” hipermarxistoides (trotskistas, mandelistas, seguidores de Alan Woods y demás fauna), ¡como si las críticas le hubieran llegado precisamente de ese círculo!

      No es solo un lenguaje y unas formas (terriblemente condescendientes y soberbias) completamente impropias de alguien que se dirige al pueblo llano y que intenta ganar el favor del mismo. No solo está fuera de esa, digamos, “gran realidad” de la sociedad (esa que en gran parte ha votado PP o UPyD). Es que también parece estar fuera de esa otra realidad, más pequeñita, de los militantes de izquierdas realmente existentes: la de los activistas sociales (que no pierden el tiempo en disquisiciones teóricas, sino en pensar a ver cómo conseguimos que la poli no saque a este señor de su casa), la de los sindicalistas (que llevan décadas utilizando los servicios de orden para lidiar con los alborotadores, o los “lumpen” que diría alguno), o la de los partidos políticos como PCE/IU (que saben que no hay más remedio que dar la batalla día a día para combatir a los arribistas, burócratas y trepas varios, y casi siempre se pierde).

      En definitiva, y más allá de la opinión que nos merezca la persona en sí (la política es siempre una labor colectiva, haya o no haya “líder carismático”), lo que parece claro es que hablamos de un colectivo (un puñado de intelectuales mas IzAn) que no tiene ni la experiencia ni la capacidad para lidiar con lo que significa una auténtica acción de masas (como por ejemplo una huelga general, o coordinar políticamente una organización presente en miles de municipios; más de un municipio por militante de IzAn/Podemos). No parece que tengan ningún método para resolver los problemas realmente existentes en las organizaciones de izquierda; de hecho tendrían todas las papeletas para repetir multiplicados por mil todos esos problemas (ya que no tienen ninguna experiencia a la hora de combatirlos).

      Me gusta

  9. Laura permalink
    febrero 4, 2014 2:19 pm

    Con todo respeto:

    – Tú eras clase obrera. Pertenecer a una clase no tiene nada que ver con ser consciente de ello o no.

    – Lúmpen eran algunos de los chavales (si no de tu barrio, probablemente del de al lado) que se acercaban de vez en cuando a atracarte y llevarse ese Pedro Gómez que según cuentas habías comprado trabajando. Chavales que no veían la cara de cansancio de su padre al volver de trabajar porque estaba en el talego, así que la veían una vez al mes a través de un cristal… O la veían a diario pedo en el sillón de su casa con algunos vómitos encima, o directamente no la veían… Chavales que estaban bastante jodidos y que han acabado en su mayoría enganchados al caballo o en alguna situación chunga.

    No todos los chavales que te atracaban eran lúmpen, ¿eh? Pero seguramente el contacto más directo con el lumpenproletariado que hayamos tenido los chavales de clase obrera en nuestra adolescencia haya sido ese o algún familiar que se fue por “el mal camino”.

    – Cuando Pablo Iglesias dice “de clase mucho más baja que la nuestra”, se refiere a que él era de clase “media” (universitarios, gente con un par de chalets en propiedad, yo que sé… parece que cuando Marx creó su catálogo, eso no existía). Si le quitas el “mucho más”, estás tú, que simplemente eras “de clase más baja” que la suya.

    Pablo Iglesias se ha hecho el guay contando batallitas con delincuentes comunes, y de paso nos ha recordado que es un clasista en el sentido popular de la palabra.

    Me gusta

    • Zaskandil permalink
      febrero 4, 2014 8:11 pm

      Laura, iba a escribir más o menos lo mismo que has escrito tú. Gracias por ahorrarme el trabajo.
      Creo que el autor ha confundido “obrero sin conciencia de clase” con “lúmpen”, que es otra cosa. El lúmpen, si no me falla la memoria, es lo que cae fuera de las relaciones normales de producción que conforman la clase obrera: delincuentes, mendigos, prostitutas, proxenetas, artistas callejeros… Aunque se suele usar como sinónimo de delincuencia. Y el lúmpen no suele atacar a los burgueses, se ceba más contra los obreros.
      Eso sí, todo mi respeto para el lúmpen que no se dedica a robar a los que están más o menos igual de abajo que ellos.

      Me gusta

      • Héctor permalink
        febrero 4, 2014 8:45 pm

        Encuentro esa acepción o definición de ‘lumpen’ aún peor y más horrible.
        Meter en el mismo saco, en la misma “clase” social a prostitutas y proxenetas (que en muchos casos son oprimida y opresor), a artistas callejeros con delincuentes, a mendigos con delincuentes, a prostitutas con delincuentes,… ¡menudo despropósito!
        Y si eso es lo que se entiende por ‘lumpen’, está aún más injustificado mostrar desprecio por ellos.
        Sé que a esos colectivos se refería el marxismo en su momento y, dejando al margen la valoración sobre si era aceptable entonces o no, lo que sí tengo muy claro es que referirse al lumpen para hablar de esos colectivos hoy en día es inadmisible.

        Me gusta

  10. mariiihuanO permalink
    diciembre 12, 2014 12:56 pm

    Me apena que alguien que haya escrito un artículo tan bueno como este, y con el que estoy absolutamente de acuerdo, luego me bloquee en twitter por discrepar de determinados puntos de vista suyos.

    Me gusta

    • diciembre 30, 2014 9:35 am

      Yo no bloqueo por discrepar, sólo por hacer Spam e insultar. Si me dices quien eres veré cuál ha sido el motivo.

      Me gusta

Trackbacks

  1. Pablo Iglesias y el talante | opiniones (de mercè perelló)
  2. La clase obrera como campo en disputa: Respuesta de El Nega a Antonio Maestre - La Marea

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: